Inesperado tropiezo en casa (2-2)

El CD TRIVEMA Naval rompe una espectacular racha de victorias tras firmar un discreto partido y empatar en TRIVEMA ante el Altamira con un gol de Góngora y otro en p.p. Cando e Ipiña marcaron para los visitantes.

Relajación, exceso de confianza, falta de concentración…el CD TRIVEMA Naval saltó al césped de TRIVEMA confiado por la buena racha de victorias que traía a sus espaldas, pero sin contar con que enfrente había un rival que ya logró empatarle en la primera vuelta del campeonato y que requería el plus de concentración que le faltó al equipo para poder pelear por una victoria que se escapó cuando no es momento de fallar, ante la exigencia marcada por el club para terminar con el ascenso, sabiendo de la gran capacidad del equipo para lograrlo.

Pero no fue el mejor día de TRIVEMA, que se marcha de su partido con un punto pero con la sensación de haber regalado otros dos por no haber podido doblegar a un rival que estuvo bien posicionado sobre el terreno de juego y que se empleó a fondo para lograr su premio. Con una buena lectura visitante del partido, el Altamira empezaba golpeando fuerte tras culminar Cando un buen contragolpe en el minuto 35 para abrir el marcador (0-1) y poner en alerta a un TRIVEMA que no daba su mejor versión en el partido. Lo más positivo, que el choque estaba abierto al descanso.

Tras el intermedio y al poco de ponerse a rodar el balón, un error defensivo infantil propiciaba que llegara el segundo tanto del Altamira obra de Ipiña en el minuto 46 (0-2). El mazazo motivó a TRIVEMA que empezaba a aparecer en el partido y que fruto de su empuje lograría reducir distancias en el minuto 51 por medio de Góngora (1-2), y empatar posteriormente en una desafortunada acción del jugador del Altamira Peñalba que introducía el balón en propia meta en el minuto 56 (2-2), resultado que sería definitivo.

FICHA DEL PARTIDO

El entrenador de TRIVEMA Rubén Fernández hacía autocrítica tras el partido: “Nos vamos con una sensación malísima. Hemos estado mal, muy confiados, pensando que todo está hecho….y nos han superado. El equipo ha estado defensivamente horrible y sin un claro control del partido, que es lo que nos caracteriza. No hemos sido capaces de generar peligro real al rival. Sólo nos queda pensar que ha sido un accidente, que no nos va a volver a suceder y que tenemos que seguir trabajando duro y emplearnos a tope en cada partido si queremos llegar a la meta en condiciones de celebrar algo, porque ningún equipo nos va a regalar nada de aquí a final de temporada. Agradecer una vez más a nuestra afición que se haya acercado a vernos viendo a un montón de familias y niños de nuestra cantera animando en la banda“.

Pese a todo, un punto más para TRIVEMA que se sitúa a tan sólo tres puntos de la segunda plaza que marca el ascenso directo y antes de visitar el próximo domingo 8 a las 17:00, a otro duro rival como será el ADC Malasaña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *